Los beneficios de la práctica supervisada

Texto elaborado por Daniel De Gyves

¿Te ha pasado que cuando estás ejerciendo tu práctica clínica en un caso en particular,  dudas de tus intervenciones? O inclusive ¿Has pensado en canalizar a tu paciente con algún colega porque crees que no tienes las herramientas epistemológicas necesarias para guiar a tu paciente?

Es de destacar que la complejidad con la que nos enfrentamos como psicoterapéutas es excesiva, estriba a la imposibilidad de encontrar una epistemología que logre responder de forma contundente y holística a toda la  problemática que se puede desatar en el proceso entre terapeuta-paciente, por lo cual, este escrito tiene la finalidad de exponer el beneficio de contar con una de las herramientas en nuestra práctica clínica y que la mayoría de los terapeutas deja de contemplar al paso del tiempo.

Cuando estamos en formación como estudiantes, en la mayoría de las instituciones, nos enseñan a llevar un proceso psicoterapéutico bajo supervisión, aportándonos seguridad y aprendizajes constantes; sin embargo, cuando tomamos una especialidad o un posgrado, logrando obtener un título que nos de las herramientas necesarias para abordar un caso, terminamos por dejar esta opción, lo que a mí me lleva a cuestionar varias vertientes: ¿Por qué dejar esta maravillosa herramienta? ¿Es una modalidad únicamente de los modelos de enseñanza? ¿Existe una epistemología dentro de la psicoterapia que diga cómo abordar todos los casos contemplando la diversidad que existe dentro de la complejidad humana? ¿En verdad tenemos la capacidad de incidir correctamente en la vida de todas las personas con sólo prepararnos y ya?

Dentro de nuestra práctica clínica contamos con muchas herramientas y, una de ellas, es poder llevar un proceso de supervisión que nos pueda ayudar a llevar un caso en particular.  Así que aquí encuentras 5 ventajas que se pueden obtener dentro de tu trayecto como terapeuta si trabajas bajo supervisión:


  1. Si estás atravesando por algún problema, que no intervenga en tu práctica.

Dentro de nuestro trayecto como psicólogos clínicos y como seres humanos, lidiamos con situaciones que a veces se salen de nuestro control. Cuando los estresores se apoderan de nuestros pensamientos, es difícil dejar el desasosiego a un lado ¿Cuántos de nosotros no nos hemos enfrentado con algún percance económico, familiar, escolar o social? Hay premuras que nos obligan a tomar alguna decisión repentina que influye y traen consecuencias a corto, mediano o largo plazo en nuestras vidas; por consiguiente, puede influir en nuestra intervención con el consultante de forma perniciosa si estamos atravesando con alguna adversidad al momento.

2. Influir positivamente en la capacidad del supervisado.

Existen muchas autores que han publicado la importancia de seguir ejerciendo la práctica clínica bajo supervisión, subrayando lo enriquecedor y conveniente que resulta, uno de ellos es Moreno, P. quien en el 2016 escribió un artículo señalando lo siguiente: 

“A diferencia de la psicoterapia, en la supervisión el objetivo no es incidir directamente sobre el bienestar del paciente, sino influir positivamente sobre la capacidad del supervisando para llevar a cabo una terapia eficaz con el consultante, desarrollar la capacidad de observarse tanto a sí mismo como al paciente”

3. Posicionarse desde otro ángulo.

Desde tiempos remotos se ha ejercido el trabajo bajo supervisión dando buenos resultados dentro del área clínica con el fundamento de poder buscar varias y mejores alternativas que permiten al terapeuta posicionarse desde otro ángulo. Fue gracias a Hipócrates, quien es considerado el padre de la medicina, además de haber aportado varias teorías que aún son vigentes en relación a la constitución de la personalidad; propuso un tratado hipocrático, donde alentaba a los médicos a buscar ayuda cuando los problemas iban más allá de su capacidad ¡Le debemos tanto a nuestro querido Hipócrates!

4. Si estás por iniciar tu práctica clínica, te brinda seguridad.

Otra ventaja, es que los psicólogos clínicos que están por iniciar su práctica, pueden seguir incrementando su conocimiento y hacer intervenciones más eficientes dentro de su objetivo en la terapia, encontrando apoyo con su supervisor y sumando la capacidad de realizar formulaciones clínicas durante su recorrido. Al mismo tiempo de contar con la seguridad de tener un respaldo que  permita ver opciones que no contemplaban .

5. Estás constantemente aprendiendo de experiencias y obteniendo un bagaje epistemológico que te ayudará en tu crecimiento profesional.

El aprendizaje que permea dentro de la supervisión llevado a cabo por un experto en la psicoterapia es un aprendizaje trascendental, además de que nos permite conocer experiencias de casos que pueden ser controversiales o que salen de nuestro marco contextual, nos permite analizar la viabilidad del proceso terapéutico para una mejor intervención, acrecentando nuestra experiencia como psicoterapeutas y nuestra seguridad a la hora de intervenir.

Reflexiones Finales:

El arte de la psicoterapia, tiene una envergadura cuya arma principal es la dialéctica acompañada de un respaldo epistemológico que den seguimiento al proceso o forma de abordaje. No obstante, dentro del contenido a abordar, hay situaciones de las cuales es difícil responder de forma acertada, inclusive reconocer que hay casos que salen de nuestro contexto y debido al nivel de influencia que pueda tener en nuestra vida como terapeuta , podamos dar una intervención sesgada  que pueda incidir de forma perniciosa en el paciente.


Es innegable encontrarnos con factores adversos que pueden manifestarse en nuestro recorrido como psicoterapeutas, desde que estamos en formación académica y el trayecto como profesionistas, por lo que es de gran utilidad conocer todas las herramientas con las que podemos contar actualmente para adecuarlas a nuestra práctica clínica con la finalidad de llevar un trabajo clínico responsable día con día.

Anexos:

Tú que eres curioso y te gusta consultar en fuentes fidedignas, decidí reunir bibliografía que de noción por medio de artículos científicos relacionados con la práctica supervisada:

Blanca, G. de Lebl (2000). “Supervisión clínica”. Revista Ciencia y Cultura. Vol. 8, Núm. 87-95.

Brignardello, M. P. G. (2016). “La Formulación de Caso en Supervisión Clínica: Proceso Colaborativo Apoyado por Mapas Conceptuales”. Revista de Psicoterapia. Vol. 27, Núm.14: 101-118.

Daskal, A. M. (2008). “Poniendo la lupa en la supervisión clínica”. Revista argentina de clínica psicológica. Vol. 17, Núm.3.

Loubat, O. (2005). Supervisión en psicoterapia: Una posición sustentada en la experiencia clínica. Terapia psicológica. Vol. 23, Núm.2. Recuperado el 3 de octubre de 2018 en http://www.redalyc.org/html/785/78523208/.

Minuchin, S., Fishman, H. C., & Etcheverry, J. L. (1984). “Técnicas de terapia familiar”. Barcelona, España: Paidós.

Moreno Pérez, A. I. (2016). “Teoría y práctica de la supervisión: análisis del discurso de supervisores y psicoterapeutas”. Recuperado el 10 de agosto de 2018: https://ebuah.uah.es/dspace/handle/10017/25818.


Deja un comentario

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: