La importancia de la comunicación entre la figura de la madre y el bebé – Andrea Olmos

“El lenguaje no sólo describe la realidad, sino que además es capaz de crearla. Nuestra forma de hablarnos a nosotros mismos afecta tremendamente a nuestra manera de relacionarnos con el mundo.”

Mario Alonso Puig

A pesar de que existen muchos discursos sobre las maternidades, la Psicología no se ha quedado atrás y  por medio de varios exponentes, se ha hablado sobre el papel que tiene la madre o el cuidador primario en el desarrollo del niño, mismos que convienen destacar por medio de este texto con la intención de refrescar y aportar a los lectores una breve explicación del papel del lenguaje, el apego y los cuidados desde los primeros encuentros para el fortalecimiento de experiencias futuras.

Conforme nos vamos desarrollando, adoptamos la capacidad de comunicarnos mediante la palabra, incluso antes de comunicarnos con un lenguaje establecido, los bebés experimentan y emplean maneras de comunicación como balbuceos, gestos e imitación, entre otros, hasta que dominan la capacidad de nominar palabras completas, lo que a futuro podrá hacer que este ser humano genere o no vínculos de apego, dependiendo de cómo se relacione y se comunique.

El proceso de aprender a hablar comienza antes de que el bebé nazca, ya que este experimenta todo tipo de sensaciones en el útero de la madre mientras se desarrolla. Al formarse el oído interno, el bebé será apto para oír sonidos y establecer uno de sus primeros contactos con el mundo.

El sonido que escuchará antes que todo, será la voz de la madre, en los meses siguientes de gestación, el bebé se familiariza con las voces de ambos padres, lo que dará pauta al comienzo de la comunicación constante entre el bebé y el mundo exterior.

Sabemos que el primer contacto del niño con el mundo, es a través de su madre, lo que me hizo pensar en la teoría del apego desarrollada por Bowlby, en la que describe el efecto que producen las experiencias tempranas y la relación de la primera figura vincular en el desarrollo del niño.

Por esta razón, me parece importante mencionar que la formación del vínculo confiable y seguro, depende de un cuidador constante y atento que pueda comunicarse con el bebé; este cuidador se preocupará por cubrir las necesidades y demandas del bebé, ya que constantemente obedecen a una necesidad biológica de comunicación para la cual estamos programados.

Tener un apego seguro, con un cuidador estable y continuo, puede generar un adecuado desarrollo cognitivo y mental del niño que llegará a ser adulto. Los vínculos primarios pasan a ser de primera importancia en la vejez y también en condiciones de impedimento o incapacidad física o mental a cualquier edad.

Al nacer y conforme nos desarrollamos, adquirimos el sentido de las palabras, conocemos su significado mediante la práctica, por lo tanto, el lenguaje es variado; por lo que un bebé comienza a entender y relacionar lo que ve con lo que escucha en cuanto a gestos, sonido y tonalidad de la voz; todos estos factores y más juegan un papel esencial en la interacción humana a una edad muy temprana.

Para este punto, el bebé entenderá que las emociones se expresan tanto con la cara como con la voz y ambas deben coincidir de cierta manera, dependiendo de lo que se busque comunicar. Es de suma importancia que el bebé sienta que sus sonidos emitidos, son un medio de comunicación con lo que después vendrá la adquisición del lenguaje y cada uno se expresa en un determinado contexto, dependiendo de lo que busque comunicar y recibir, es aquí cuando el lenguaje nos genera una forma básica de entender lo que somos.

Winnicott habla de que un bebé no puede existir solo, sino que es parte esencial de una relación. En este sentido, la relación de la madre y el bebé es fundamental para la evolución posterior del sujeto. El sentir del bebé con la madre o cuidador primario, será la que servirá como un modelo para sus relaciones futuras.

El hecho de que se lleven a cabo las funciones maternas, da un ambiente facilitador y establece un estado básico de confianza. Mediante estas funciones, la madre provee al bebé de tranquilidad, seguridad y estabilidad para sus logros madurativos.

Implica la diferenciación entre el yo-no yo, donde el “no yo”, representa el mundo externo, en este proceso es importante el reconocimiento que el otro le devuelve al niño. Le permite al bebé las experiencias de ser, de construir su “yo” personal sobre una pauta de continuidad del “seguir siendo”, que hace posible el dominio de sus impulsos para enfrentarse a la vida.

Las madres poco a poco comunican lo esencial del idioma al niño, y aunque el potencial del habla está ahí, al nacer su desarrollo depende del aprendizaje, a partir de los que le rodean, las conductas comunicativas son conductas que dan un acoplamiento social.


Bibliografía recomendada:

Moneta M. (2007). Apego, resiliencia y vulnerabilidad a enfermar. Rev. Psiquiatría Universitaria; 3 (3): 321-6.

Grimalt O, Heresi E (2012). Estilos de apego y representaciones maternas durante el embarazo. Rev Chil Pediatr; 83 (3): 239-46.

Palavecino, S. R. (2001). Wittgenstein y los juegos de lenguaje.

Abello y Liberman. (2011). Cap 2 La madre en la obra de Winnicott. Una introducción a la obra de Winnicott. Pp 82 -93.

Brazelton, T y Cramer B. (2001) Embarazo y factores precursores del vínculo con el recién nacido. La relación más temprana. Paidós Pp. 31-40 y 63-74


Sobre la autora

Andrea Olmos tiene 22 años y actualmente estudia la Licenciatura en Psicología por el Centro Eleia. Cuenta con un diplomado en “Embarazo, Parentalidad y Vínculos Tempranos” impartido por el Centro Eleia. Su visión es hacer su clínica especializada con niños y adolescentes. Entre otras cosas disfruta escuchar música, asistir a conciertos, tomar fotografías, leer y escribir.

Un comentario sobre “La importancia de la comunicación entre la figura de la madre y el bebé – Andrea Olmos

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: